¿Cómo detectar la depresión en los colegios?

En el ámbito escolar, produce gran preocupación entre los especialistas la escalada de niños y adolescentes diagnosticados con depresión. Fenómenos como el bullying – el abuso físico y verbal que sufren los niños débiles frente a los más fuertes – o el cyberbullying – el maltrato psicológico que niños y niñas ejercen sistemáticamente a través de la Internet – sumados a las presiones domésticas (padres obsesionados con el “éxito”, hogares disfuncionales) así como el consumo de sustancias ilegales, han generado una cantidad cada vez mayor de jóvenes suicidas, que sucumben ante estas anomalías mentales por no haber sido bien tratadas.
En este artículo del Diario Ya (Áncash) encontrarán interesante información y estadísticas relacionadas a la depresión entre niños y adolescentes peruanos y cómo afrontar esta difícil situación.
La salud mental es tan importante como la salud corporal. En diversos países del mundo se han intensificado las campañas de prevención de enfermedades mentales puesto que, como consecuencia de la vida moderna y sus exigencias, los índices de personas que sufren de trastornos de la personalidad, depresión crónica, etc., han aumentado en forma exponencial. El Día Mundial de la Salud Mental se estableció para estimular la reflexión sobre este tema.

"La clave": Una nueva forma de bullying

Desde siempre, en particular en los colegios de hombres, se han producido “juegos” en los que la tosquedad y la violencia eran parte de las reglas. Ocurre que antes no era posible grabar lo que hacían estos niños y adolescentes en las aulas, corredores y patios de cada institución educativa del país.
Dinámicas como las del “callejón oscuro”, los “apanados” o los “tupac amaru” existen desde hace décadas. Por lo tanto el “bullying“, más que una novedad, es una realidad tradicionalmente oculta tras las paredes que ahora, debido a la modernidad, los teléfonos con cámaras, etc., ha salido a la luz y recibido la atención tardía de las autoridades involucradas. Además, estos “juegos” han empeorado en cuanto a los niveles de violencia, maltrato y riesgos para los alumnos, tanto agresores como agredidos.
Para los primeros: el desbalance emocional, las costumbres violentas y machistas y la desconexión con sus pares los van convirtiendo en futuros peligros sociales. Para los segundos: los peligros van desde la formación de una personalidad insegura y disminuida hasta graves consecuencias para su integridad física, discapacidad, internamiento o incluso la muerte. “La clave” es una preocupante forma de “bullying” que viene extendiéndose peligrosamente en diversos colegios de Lima y provincias. Esta nota del diario La República nos ayuda a reconocer esta nueva modalidad de agresión entre los alumnos:

Para entender más el problema del "bullying"

El término “bullying” proviene de una jerga en inglés para denominar al “abusador” o “bravucón”, en el contexto de un salón de clase. El problema en sí mismo es tan antiguo como la existencia de las escuelas, puesto que siempre se han producido situaciones en las que algunos alumnos, aprovechando su fuerza física, se imponen sobre los más débiles. Pero en estos tiempos, la sobre exposición a imágenes violentas a través de los medios de comunicación, la precariedad de las relaciones interpersonales y familiares y la cultura de insensibilidad y falta de respeto por el prójimo han convertido al “bullying” en un problema social cuyas consecuencias son muy graves y en algunos casos, hasta fatales. Esta infografía, publicada en el diario La República, nos muestra una aproximación a los perfiles de “agresor” y “víctima” para entender mejor el tema: