En nuestro sistema educativo, desde hace muchas décadas, se ha dejado de lado la Educación Musical, entendida como un curso independiente, que despierte interés por la historia de la música, los instrumentos, los grandes compositores así como la apreciación y cariño por nuestra rica variedad musical.

Los niños y jóvenes crecen sin conocer, por lo menos de manera básica, este fascinante mundo y quién sabe hasta quedan sin descubrir aptitudes y talentos que, de otra manera, podrían dar paso a una vocación artística.

En este artículo (de la página Educación Inicial.com) se analiza la importancia de la Educación Musical y su profunda vigencia en esta época en que se habla de inteligencias múltiples y estimulaciones tempranas a través de melodías clásicas, como elementos que contribuyen a la formación de habilidades psicomotrices, cerebrales y hasta de carácter.
Disfruten con nosotros de la clásica suite Pedro y el lobo, compuesta originalmente en 1936 por el ruso Sergei Prokofiev (1891-1953), en la que cada personaje es representado por el sonido de un instrumento. Esta animación apareció una década después, en 1946, y es una producción de Walt Disney.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s