Lecturas indispensables: Moby-Dick



Herman Melville (1819-1891)

Nada reemplaza el placer de leer una gran novela de aventuras. La emoción de imaginar los escenarios descritos en cada página, de visualizar la apariencia de los personajes, de relacionar lo que leemos con nuestras propias experiencias. Desde que se publicó en 1851, Moby-Dick capturó la atención del público por sus altos niveles de emoción, sus acertadas metáforas y la intensa relación del hombre con su entorno.
Siglo y medio después de su primera edición, Moby-Dick sigue siendo una lectura imprescindible para profesores, estudiantes y amantes de la literatura en todo el mundo. Su autor, el escritor neoyorquino Herman Melville, falleció un día como hoy a los 72 años. Moby-Dick ha sido adaptada en múltiples ocasiones al cine y la televisión, lo cual confirma su impacto generacional.

Y hoy, los recursos de la tecnología ofrecen diversas formas de ingresar al universo fascinante de sus páginas. Aquí uno de ellos:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s